Llega el verano y con él, apetece reducir el ritmo, bajar exigencias, conectar con el disfrute,… Algunas personas tienden a frustrarse si sus planes no se cumplen. También les pasa a los niños y adultos con altas capacidades. Su sentir está vinculado a la alta sensibilidad emocional y la frustración aparece con frecuencia.

Si tienes cerca alguien con altas capacidades sabes que en vacaciones también aparecen las emociones, ¡cómo no! Son las invitadas por excelencia, tripulantes que guían la navegación. Su misión es contarte algo sobre ti y tu sentir, y sobre tu hija/o.

Descubre con tu hijoa/o algunas ideas que podéis practicar para gestionar las emociones básicas.

 

¿Qué puedo hacer cuando mi hija/o siente rabia?

La rabia es una emoción con mucha energía. ¡Expresarla sin dañar a nadie es una buena opción!

  • Cuando te sientas enfadada/o, escoge tu canción favorita y practica el “body percusion”, lleva el ritmo con las partes de tu cuerpo -podéis coger el zapato del otro para marcar el ritmo-.
  • Alguien de la familia dice un número y el otro tendrá que representarlo con el cuerpo. ¡Imaginación al poder!

 

¿Qué puedo hacer cuando mi hija/o siente miedo?

El miedo es una emoción natural que paraliza o ataca. Aparece cuando se percibe un peligro real o imaginario. Crece y se alimenta de tu atención.

  • ¡Mide tu miedo! Es un miedo pequeño, mediano o grande.
  • Si tu fueras alguien con superpoderes, ¿cómo serías? Dibuja lo que se te ocurra. Hazlo con el material que te apetezca, hojas, arena, barro, conchas, objetos de la naturaleza que encuentres en tu camino. ¡Y si te disfrazas con tus superpoderes, el miedo se desvanece!
  • Escoge una canción que te llene de fuerza y valentía para cantarla cuando el miedo aparezca.

 

¿Qué puedo hacer cuando mi hija/o siente tristeza?

La tristeza es una emoción que aparece ante una pérdida: cuando se pierde un juguete preferido, cuando se muere un ser querido, cuando se acaba el tiempo de jugar con los amigos, cuando llega el fin del verano, cuando tienes menos tiempo para estar con tu familia porque empieza la escuela, …

  • El masaje: la tristeza invita a estar contigo misma/o, y a veces, apetece compartirla. Cuando te sientas triste, pídele a tu mamá, papá que te dé un masaje.
  • Pregunta a tu hija/o si quiere tu compañía. Sostenerle cuando se sienta triste, reforzará su autoestima y su capacidad de resiliencia.

 

¿Qué puedo hacer para que mi hija/o sienta calma?

La calma es una emoción que invita a vivir sin prisas. Cuando sientes calma todo es posible. Parece que se para el tiempo.

  • A cámara lenta: prueba a andar con tus chanclas sin hacer ruido. Anda como una tortuga y observa qué sientes.

 

  • Reúne 5 objetos de tamaños diferentes. Tapa los ojos de tu hija/o. Explora el objeto. ¿Qué es? Podéis intercambiar los roles.

 

RECUERDA:

Permite que las emociones de tu hija/o surjan, que sean expresadas y con tu ayuda, se trasformarán en bienestar.

Deseo que estas herramientas aporten calma y conexión emocional en vacaciones. Me encantará leer vuestros comentarios y si estas han sido útiles para vuestra familia.

 

Àngels Martí

Psicóloga Familiar y Mentora de Profesionales de la Infancia y la Adolescencia.