Querida familia,

¿Cómo llevas la incerteza de estos tiempos que nos ha tocado vivir?

En mi caso, tengo algo muy claro. A tiempos confusos, ¡emociones positivas e intensas! Porqué como dice Joe Dispenza, dónde pones tu atención creas tu realidad. Así que pongámosla en la ilusión, una emoción que invita a la esperanza de que suceda algo que esperas con ganas y prevés que aportará bienestar.

Te propongo que desactives el piloto automático y descubras la maravillosa relación que se establece entre tú y tus hijos cuando permites que el control (miedo) se desvanezca y aparezca el compartir, crear, (amor) ¡y mucho más!

¿Preparada? Baja el volumen de lo que angustia, desespera y se alarga. Y sube el de la ilusión con una herramienta de gestión emocional “El calendario de adviento” que favorece la conexión emocional. Ese vínculo basado en el amor recíproco entre los miembros de una familia.

 

PASOS PARA CREAR EL CALENDARIO DE ADVIENTO DE LA ILUSIÓN:

 

  • IDEAR EL PROYECTO:

Unos días antes buscad inspiración por las redes. Hay ideas chulísimas que se adaptan bien a las edades de los niños. Te dejo un enlace de Pinterest para que te inspires.

Además, en el blog de REJUEGA vas a encontrar preciosas ideas y más inspiración

Beneficios:

  1. Tomar decisiones: negociando y acordando qué idea co-crearéis juntos.
  2. Practicar la comunicación no violenta: expresando puntos de vista desde el respeto
  3. Escuchar activamente: generando complicidades y compartiendo emociones
  4. Liderar en circularidad: cediendo en puntos de desacuerdo y repartiendo tareas,

 

  • BUSCAR MATERIALES:

Marcar la zona de búsqueda, que incluya vuestra casa y la naturaleza, así tienes un argumento para estar en el aire libre.  Y recuerda, todo lo que puedas aprovechar, reciclar, ¡mejor!

Beneficios:

  1. Practicar de la inteligencia ejecutiva: la planificación y temporalización. Priorizar y organizar la búsqueda.
  2. Comunicar: en todo el proceso el diálogo está abierto y permite compartir, incluso rebelar algún aspecto que estaba ahí y tu hija, hijo no encontró el momento de compartir.

 

  • COCREAR EL CALENDARIO

Esta fase es la más creativa y cada uno puede participar en función de sus habilidades.

Beneficios:

  1. Trabajar en equipo
  2. Saber pedir y aceptar ayuda.
  3. Practicar la lluvia de ideas.
  4. Sostener la magia del contenido del calendario: dependiendo de cómo sienta tu hija, hijo lo misterioso, aquí puedes jugar a mantener el secreto del contenido de cada día.
  5. Confiar: con la complicidad entre los grandes y los pequeños y hacer crecer la ilusión.

 

  • VIVIRLO:

Esta parte es emocionante y la conexión es total. Acoge las emociones que aparezcan porque las expectativas suelen hacer de las suyas y el efecto boomerang está servido: puede que tu ilusión se desinfle porque la reacción emocional de tu hija, hijo no es la esperada. ¿Qué puedes hacer de diferente para mantenerla a todo volumen?

 

VUESTRO BIENESTAR:

  1. Estar atentos y presentes: escuchándoos, negociando, atendiéndoos, jugando, …
  2. Vivir la magia de la ilusión: es una situación ideal para transmitir el mensaje que aquello que uno quiere cuando le pone todo su empeño, se logra.
  3. Ser semilla de una actitud: la ilusión es una emoción que da esperanza y es con ella que se sostiene mejor lo que no depende de uno.
  4. Dar y recibir: vivir en propia piel la circularidad del amor y el ejemplo de que la familia está interconectada, lo que vive uno afecta a los demás y viceversa.

¡Seguro que se te ocurren más, vamos a llenar las redes de ilusión!

 

Àngels Martí

Psicóloga Familiar y Mentora de profesionales de la Infancia y la Adolescencia