Querida Marencalma,

¿Qué tipo de comunicación practicas?

La comunicación no violenta de Marshall Rosenberg nos propone resolver los conflictos con la intención de preservar la relación por encima de quién tiene razón.

Las vacaciones, las expectativas que las acompañan y la flexibilidad en las rutinas, implican cierto caos. Con este, es probable que lleguen los tsunamis y sus consecuencias emocionales.

EJEMPLO: “Laura de 8 años quiere jugar a la Tablet hasta finalizar una partida “interminable”. Mamá, tú estás esperando a que termine desde hace 20 minutos”. ¿Te suena?

 

· Estos son los cuatro pasos de la comunicación no violenta para DESenrocar el conflicto:

 

  1. OBSERVAR: intenta explicar lo que observas, sin añadir un juicio de valor.

Ejemplo: “veo que esta partida se está alargando, es así?, en lugar de decir “siempre estás igual, dices que ya está y sigues jugando y jugando sin parar la Tablet. No puedo confiar en ti”

 

  1. EXPRESAR SENTIMIENTOS: trata de explicar lo que sientes sin culpabilizar al otro por eso.

Ejemplo:  “me siento disgustada porque hemos planeado ir a la piscina y hemos quedado en ir juntas”, en lugar de decir “estoy harta de esperarte, no tienes palabra”).

 

  1. EXPRESAR NECESIDADES: explica tus necesidades en función de tus sentimientos, responsabilizándose tú de ellas.

Ejemplo: “me siento nerviosa porque hemos hecho un trato y yo ya he cumplido mi parte, dejarte jugar a la Tablet 1 hora”, en lugar de decir “eres una egoísta, sólo piensas en ti”).

 

  1. FORMULAR PETICIONES O DEMANDAS: di lo que quieres más que lo que no quieres y propón una solución de manera empática

Ejemplo: “igual es una partida que te entusiasma y te resulta difícil dejarla, ¿verdad? ¿Qué te parece si la retomas mañana? Habrás descansado y se te ocurrirán otras estrategias para ganarla”, en lugar de decir “espabílate ya o te cierro la Tablet”.

 

Prueba a resolver el tsunami emocional de la frustración desde una Jirafa empática, basada en la expresión de sentimientos y la petición de necesidades, ¿qué cambia?

 

Àngels Martí

Psicóloga Familiar y Mentora de Profesionales de la Infancia y la Adolescencia

Bienestar Emocional en Altas Capacidades